19 abr. 2015

BAFICI, COMPETENCIA OFICIAL ARGENTINA, "VICTORIA" Y "GUIDO MODELS"

La competencia oficial argentina del Bafici viene dando afortunadas sorpresas con producciones que han alcanzando una buena calificación y las del domingo, completando la mitad de las exhibiciones, sigue esa línea, con los documentales “Victoria”, acerca de la cantante Victoria Moran, de Juan Villegas; y “Guido Models”, acerca del diseñador de modas y entrenador de modelos en la Villa 31 Guido Fuentes, de Julieta Sans.
Guido Fuentes es responsable de una singular agencia de modelos y también de cursos, lista que incluye teatro en la Villa 31.
Por el otro, el talento de Victoria Morán, que hace una década hace música fuera del circuito de los grandes sellos, desde el tango y sus autores poco difundidos, hasta el folclore, con igual intensidad y emoción, pero por sobre cualquier otra cosa con personalidad.
El que tiene como eje a Victoria Moran llega de la mano de Juan Villegas, ya experimentado en el cine, con obras de ficción como “Sábado”, “Los suicidas” y “Ocio”, todas vistas en el Bafici, y receptoras tanto del aplauso del público como de la crítica, que hacían suponer esta nueva incursión iba a ser, como lo es, muy oportuna.
Lo es, como ocurre en todo buen documental, por la elección el tema, en este caso el personaje, pero también por su discurso narrativo, funcional para contar algo de la historia de Moran y su forma de cantar que tanto parece tener que ver con las cantoras de antaño, tan cercanas a la emoción que transmiten letras poco conocidas igual de conmovedoras. 
Villegas se detiene en su vida cotidiana, ensayos y grabaciones, en las clases que dicta en su casa, de canto o simplemente tratando de arreglar temas que le llevan alumnos algo limitados, también en reflexiones acerca de cómo se enfrenta ahora el tema de sobrevivir, o no, como artista en un mundo donde solo se conoce lo aprobado por los estrategas mediáticos, cuando ya superada la bohemia llega la verdadera vida cotidiana.
El director consigue mostrar a Morán en sus dos aspectos, el más privado y también ese público que a pesar de una década y media de trayectoria, sigue siendo personaje descubierto por pocos, no obstante merece un lugar especial dentro de la música popular, que tantos artistas suele tener allí a media luz por el simple hecho de no tener respaldo importante, no obstante siguen conservando su independencia.
El trabajo acerca de Guido Models, es producto de la creatividad de Julieta Sans, que estudió letras en la UBA y fotografía aquí y en Londres, que se divide en dos partes,primera registrada aquí principalmente en la Villa 31, la segunda en Cochabamba, en Bolivia, donde organiza un desfile con modelos de aquí y otras seleccionadas de los estratos más populares de aquella localidad .
Guido Fuentes, nacido y criado en Tarija, después instalado en Rosario y finalmente en Buenos Aires, trabajó en un taller textil antes de ponerse manos a la obra con sus propios diseños y una escuela-agencia de modelos en la Villa 31, en el barrio de Retiro que se convirtió en tema curioso, un apoyo que da a las chicas de esa zona como aprendizaje de una profesión, es decir con la meta de mejorar su condición social.
Todo parece contradictorio pero no lo es, quizás porque Saris, formada como fotógrafa, sabe como ubicarse frente a estos personajes que se recortan de un todo marginal, por momentos oscuro, laberíntico y sin una salida visible, que representa ese gigantesco asentamiento a pasos de las zonas urbanas privilegiadas.
Por lo visto en este primer plano de personajes tan singulares, es posible que incluso lo insólito tenga vida propia dentro de este micrcosmos urbano que significa la Villa 31, una verdadera isla a la vera de trenes, omnibus y colectivos, flanqueada, además, por varios barrios de los más suntuosos de Buenos Aires.

No hay comentarios: