9 feb. 2011

Estrenos del 10-02-2011

EL RITO, DE MIKAEL HALFSTRÖM (EE.UU./2011)
Jajajaja. Que risa da ver a Anthony Hopkins, que es capaz de hacer de Buda, Lenin y Trotszky o Perón porque alguien le dio el brevet de actor-bueno-para-todo después de hacer super-asesino-serial, esta vez de cura exorcista!! Y qué estúpidas parecen sus declaraciones después de haberlo visto en este mamarracho que, con actores desconocidos podría haber sido uno de tantas películas ridículas que suelen engrosar las grillas del cable. Increíble que haya quien pueda pagar el precio de la entrada para verla

TEMPLE DE ACERO, DE ETHAN Y JOEL COEN (EE.UU./2010)
Los hermanos Cohen van completando, poco a poco, el cartón de lotería que les permitirá consagrarse como autores completos. Por ahora solo les faltan el género bélico, el musical y el infantil. La apuesta por el western es buena y si bien no es a pleno, sino a columna o docena (en términos de ruleta), la devolución no es menos interesante. La historia de la adolescente dispuesta a vengar la muerte de su padre, sea con un alguacil ebrio en decadencia o con un ranger texano, que también lo busca, resulta oportuna pero en ningún caso tan brillante como las de El hombre que nunca estuvo o la siguiente, Un hombre honesto. Cine de género (western), Temple de acero es poco más que un entretenimiento convencional, eso si, muy bien actuado, iluminado, encuadrado y hasta musicalizado por Carter Burwell. Vale, pero hasta ahí nomás. Importantes los trabajos de Hailee Steinfield, Matt Damon, Jeff Bridges y Josh Brolin.

EL DISCURSO DEL REY, DE TOM HOOPER (GRAN BRETAÑA/2010)
En El discurso del rey, Tom Hooper propone, con pulcro lenguaje escolar, la historia de un rey que, afectado desde niño en su dicción (es tartamudo), descubre cuando adulto la influencia de la castración familiar y logra superarla cuando, frente al micrófono que lo conectará con sus conciudadanos, se lanza a arengarlos con un conmovedor relato que explica porqué el Imperio Británico le declaraba la guerra a Adolf Hitler. Si bien el lenguaje cinematográfico es similar al de La película de los martes, de Hallmark, los trabajos, de Colin Firth como el monarca, Geoffrey Rush como el supuesto foniatra que puede salvar la carrera del monarca y Helena Bonham-Carter. Los mejores trabajos para una película que como toda biopic, tiene algo de verdad y mucho de fantasía épica. Así y todo, es seguro que se lleve unos cuantos de los buenos Oscars a los que fue candidateada. Algunos como el de Firth, será muy bienvenido.

HACERME FERIANTE, DE JULIAN D'ANGIOLILLO (ARGENTINA/2010)
Hacerme feriante es un documental fuera de lo común en principio por lo que muestra: una feria, la del Paseo de Compras Punta Mogote y las vecinas –la boliviana Urkupiña y Ocean- dedicadas a la venta de productos principalmente truchos, vestimenta, calzado y algunas cosas más, que se venden a precios bastante ridículo y en segundo lugar por cómo lo hace. En este aspecto, si bien hay algunas idas y venidas, la elección de una cámara que se limita a registrar sin aporte de opinión alguna, salvo la de la misma imagen, y la idea de ser uno más entre los que venden en los puestitos o los que caminan cargados de bolsas y a toda velocidad por pasillos, resulta un hallazgo muy válido. D’Angiolillo no juzga, expone, para que las conclusiones, las que fueren, las saque el público.

No hay comentarios: