11 jun. 2010

Un Cóndor que llegó de noche

Como es costumbre desde 1942, sólo con una larga interrupción durante la última dictadura militar, la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina, entregó sus premios Cóndor de Plata principalmente a la producción nacional, pero también a la extranjera, estrenada durante 2009. Con un Teatro Avenida a pleno, la 58° edición de los premios al espectáculo argentinos pioneros sirvió de cierre a la carrera de premios recibidos por El secreto de sus ojos, la película de Juan José Campanella que en su paso por salas no solo recibió el aplauso unánime de la crítica, sino que convocó a 2.500.000 espectadores y consiguió el segundo Oscar a mejor película extranjera, a un cuarto de siglo que ocurriera lo mismo con La historia oficial, de Luis Puenzo.

El secreto… se alzó con once de las trece estatuillas que se podría haber llevado, a saber mejor película y director, guión adaptado para Eduardo Sacheri, actor para Ricardo Darín, quien estuvo con su esposa, Florencia Bas, y actriz, Soledad Villamil, actor de reparto, actor de reparto para Guillermo Francella, José Luis Gioia como revelación, y Juan Federico Jusid a música, que recibió su padre, Juan José Jusid. El film merecio el premio a mejor adapatación, responsablidad del director con el autor del relato original, la novela La pregunta de sus ojos, el periodista y escritorEduardo Sacheri y en rubros técnicos como fotografía a Félix “Chango” Monti, montaje al mismo Campanella (que bromeó al subir al escenario a recibir el lauro como director diciendo que “el verdadero merecedor de ese premio es el montajista”) y mejor sonido a José Luis Díaz

La otra película que se llevó más de una estatuilla fue Felicitas, de Teresa Costantini, que sumó tres, revelación femenina para su figura central, Sabrina Garciarena, mejor vestuario para Beatriz Di Benedetto y dirección de arte para Cristina Nigro.
En medio del inevitable festejo del equipo de Campanella que subió al escenario y no fue apurado por reloj alguno a la hora de las palabras, también fueron premiados Gabriela Toscano como mejor actriz de reparto por su trabajo en Las viudas de los jueves, el guión original de El artista, de Mariano Cohn y Gastón Duprat, mientras que El asaltante fue galardonada como ópera prima y Süden, el documental de Gastón Solnicki apropósito de Mauricio Kagel, en el rubro innovación artística. Mundo Alas, y en el destinado a documentales Mundo Alas, Cóndor que recibieron León Gieco, Sebastián Schindel y Fernando Molnar.

La noche, que contó con la presencia de Liliana Mazure, presidenta del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, Tristán Bauer, que tiene a su cargo el Sistema Nacional de Medios Públicos y Jorge Coscia, actual secretario de Cultura, así como de Carlos D’Amico, presidente del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, también tuvo espacio para emotivos homenajes, por ejemplo al cineasta Fernando Birri, el fundador de la Escuela de Cine del Litoral y autor de clásicos como Tire Die y Los inundados, que anunció el rodaje de su película “póstuma”, una versión del Fausto, de Estanislao del Campo, la actriz Dorita Ferreiro, que participó en La guerra gaucha y Gogó Andreu, de manos de Arnaldo André, quien recibió el premio de manos de Gieco, tras la proyección de un fragmento del documental sobre el comediante que prepara Miguel Mato. También, en coincidencia con el Día del Periodista, recibió el premio Trayectoria, Bartolomé de Vedia (de LA NACION) que fue recibido por Mariano de Vedia, de manos de Héctor Olivera, quien leyó un emotivo texto escrito por su padre apropósito de la entidad, sus orígenes y sus objetivos.
La noche cerró con un premio que se mantuvo en secreto hasta ese momento, el Cóndor Bicentenario, para el que fueron elegidos los cinco argentinos que recibieron premios Oscar, a saber Luis Puenzo, el compositor Luis Bacalov (quien desde Italia mandó una emotiva nota), el escenógrafo Eugenio Zanetti, que vino especialmente de la India (donde acaba de rodar Singularity, un nuevo film de Roland Joffe), Gustavo Santaolalla, que recibió el premio el viernes (grabación que se vio en la sala), antes de partir con rumbo a Shangai, y finalmente Campanella, antes del multitudinario final de fotografía.
También anteanoche fueron premiadas dos películas extranjeras, la uruguaya El baño del papa, que recibió el Cóndor a mejor producción iberoamericana y Entre los muros, de Laurent Cantet, el destinado a film hablado en otro idioma.
Por su parte, la Asociación Católica para la Comunicación Signis, premió a El artista, de Cohn y Duprat, el Museo del Cine a Mabel Navarro de Rossi y su familia, por la preservación de los rollos del Noticiero Panamericano, que produjo su esposo Adolfo Rossi, y el Sindicato de la Industria Cinematográfica Argentina (Sica), al sonidista Norberto Castronuovo.

No hay comentarios: