17 sept. 2014

UNASUR CINE17-09: Continua Unasur Cine, con una gran oferta de cine latinoamericano y un foco puesto en la última producción chileno

Promedia el festival Unasur Cine en San Juan, con una nutrida participación del público, y una serie de actividades que en paralelo,contribuyen con la idea de integrar la diversidad teniendo al cine como eje central.
Entre esas actividades se destacó la cumbre de Festivales Latinoamericanos tre los festivales de Latinoamérica más destacados de la región, donde se firmo un acuerdo para realizar alianzas programáticas entre los festivales involucrados.
En el encuentro realizado en el MPBA Franklin Rawson, participaron representantes de diversos festivales  Internacionales latinoamericanos, como los coordinadores de programación de los festivales, encabezados por la cúpula del festival anfitrión, su directora Paula de Luque, y la productora Mariana León.
Estuveron los encargados de programación de los festivales de Guadalajara (México), Viña del Mar (Chile), de cortos del Festival de San Pablo (Brasil); del Festival de Bahía (Brasil), asi como del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic), organizador del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana.
Todos los representantes firmaron un acuerdo para realizar alianzas programáticas entre los festivales representados, y  De Luque expreso que "Estamos sellando un primer acuerdo que será la semilla fundacional de nuestro sueño, un gran acuerdo programático y de colaboración entre los distintos festivales latinoamericanos".
El cine chileno brilló con el pase de varios de sus recientes y sobresalientes títulos, dando muestra del muy buen momento por el que atraviesa, un listado que se inició con el filme póstumo de Raúl Ruiz, "La noche de enfrente", y siguió con otros como "La nana", de Sebastián Silva, y seguirá con "Machuca", de Andrés Wood, entre otros.
Pero las sorpresas fueron, sin lugar a dudas, otros filmes de su última cosecha pero no estrenados en la Argentina, tales los casos del muy reconocido a nivel internacional "Gloria", de Sebastián Lelio, que aborda la historia de una mujer divorciada, ya con algunos años en la mochila de la vida, que a pesar de los embates no está dispuesta a renunciar a vivir a pleno.
Lelio saca partido del talento de su elegida para permanecer delante de cámara todo el metraje del filme a Paulina García, que viene siendo reconocida en todo lugar donde se proyecta muy merecidamente, incluso en la reputada Berlinale, talento al que se debió, en buena medida, que Chile propusiera el producto a Hollywood para competir por los Oscar.
Otro filme chileno, en coproducción con Argentina que se destacó ayer fue "Las niñas Quispe", del debutante Sebastián Sepúlveda, ambientado en el altiplano de su país, basado en un hecho real ocurrido en tiempos de la dictadura, cuando se buscó relocalizar a gente de esa zona por la fuerza, confiscándole sus pocas pertenencias, en este caso tres hermanas muy rudimentarias.



En cuanto a proyecciones de cine argentino inédito, tuvo lugar la de "El cerrajero", segundo largometraje de Natalia Smirnoff, la historia del personaje epónimo encarnado por Esteban Lamothe, un hombre joven que expone sus dificultades para relacionarse con los demás, en especial con las mujeres y con la que en ese momento ha logrado una en especial más larga que las demás.
Lo que ocurre es que tiene, además, un don especial que es descubrir un dato clave justo cuando encara a un cliente, que es decir a voz plena algo que tiene que ver con la angustia del otro, mientras él sigue con las suyas propias, con las mujeres, con la quebrada relación con su padre, en suma no saber cómo hacer frente a su propia inestabilidad, a su presente y a su futuro.
Smirnoff da muestra de su sensibilidad narrativa una vez más, y si lo consigue, en buena medida es también producto de trabajos importantes, como el de Lamothe, pero muy en especial de Erica Rivas, que vuelve a revelarse como una actriz versátil y convincente en papeles tan en las antípodas como los que viene asumiendo tanto en cine como en teatro o televisión.
Otro filme argentino visto aqui que concitó la atención del público fue el documental "El copamiento-10-08-74", de los cordobeses Mariana Britos y Mauro Perez, que intenta recomponer como un difícil rompecabezas, la toma que el 10 de agosto de 1974 tuvo lugar en la Fábrica Militar de Pólvora y Explosivos de Villa María a manos de integrantes del grupo guerrillero ERP.
En base a una pormenorizada descripción de los hecho y testimonios en la mayoría de los casos de los ejecutores del copamiento, Britos y Pérez consiguen aproximarse a una posible verdad de lo ocurrido, sin establecer un juicio, sino poniendo al espectador frente a los elementos que le permitan recuperar un suceso clave en la vida de Villa María.
En la reunión con la prensa, Britos aseguró que su trabajo final de grado, requirió una investigación de cinco años es producto de su interés por contar historia de su ciudad y su decisión de hacer "algo que nos interese, un documental acerca de una historia de Villa María, solo con una referencia que habían tenido sobre ese hecho tiempo atrás, como digno de ser recuperado en la pantalla".
"Con muy poco material, incluyendo la poca información de los diarios de aquel momento. Es interesante la multiplicidad de los protagonistas, un análisis que tardó siete meses, un trabajo de hormiga hasta ir dando con los eslabones que pudieran permitir que ese deseo se cumpliera", expresó Pérez, acerca que estrenará en Espacios Incaa de Buenos Aires antes de fin de año.
En cuanto a mediometrajes, también ayer se conoció "El asombro", según sus autores, Santiago Loza, Ivan Fund y Lorena Moriconi, un "Ensayo documental sobre un mismo tema, intento de dar con lo que no se nombra, con el impacto en el cuerpo y en las imágenes" y agregan que "Una película de búsqueda. También su pérdida. Una no película. Una no ficción".

En materia de cortometrajes que también se vienen proyectando desde el sábado inicial, se destacaron los argentinos, como la animación stop motion "Padre", de Santiago Bou Grasso, y "Entre Romina y el mundo", de la también actriz Guadalupe Docampo, protagonista de un relato, que confirma su talento, ya aplaudido en "La sangre brota" y "Mujer lobo", entre otras.

No hay comentarios: